Skip navigation


Uno de esos discos raros que salen de vez en cuando…
Danger Mouse ( Gnarls Barkley) y Sparklehorse no han tenido otra idea que juntarse para sacar este disco, y no contentos con ello, han tenido la colaboracion de ( nada mas y nada menos):
Black Francis, Julian Casablancas, Vic Chesnutt, Flaming Lips, Jason Lytle, James Mercer (The Shins), Iggy Pop, Nina Persson, Suzanne Vega, David Lynch, Gruff Rhys…

Si, si! Para mear y no echar gota… Lynch?? ayy oma.

He estado investigando un poquito esta maravillosa rareza, y he leido que el titulo viene por un libro escrito por San Juan de la Cruz. Una metafora sobre la soledad y la desolacion…

Mientras estoy escribiendo estas lineas, estoy escuchandolo y me parece… MUY INTERESANTE!!
El disco esta calentito, calentito, asi que de momento no esta en Spotify.
Os dejo el enlace para su …. tituritutituritutidescargatirutirutirutiruti

http://www.sendspace.com/file/p68pad

Anuncios

One Comment

  1. Bueno, pues nada, si empezamos con San Juan de la Cruz (1542-1591) tendré que meter baza. Has jugado con fuego, amigo.
    En fin, para resumir y acabar pronto: una de las cumbres de la lírica en español y en general en cualquier idioma.
    Para acabar pronto, transcribo la «Noche oscura del alma» entera (temazo, temazo) en versión de Domingo Ynduráin. Y aquí Paz y después Gloria:

    1. En una noche escura,
    con ansias, en amores inflamada
    ¡o dichosa ventura!
    salí sin ser notada
    estando ya mi casa sosegada.

    2. Ascuras y segura
    por la secreta escala disfraçada,
    ¡O dichosa ventura!,
    a escuras y en celada,
    estando ya mi casa sosegada.

    3. En la noche dichosa
    en secreto que naide me veía
    ni yo mirava cosa
    sin otra luz y guía
    sino la que en el coraçón ardía.

    4. Aquésta me guiaba
    más cierto que la luz de mediodía
    adonde me esperava
    quien yo bien me savía,
    en parte donde naide parecía.

    5. ¡O noche, que guiaste!
    ¡O noche amable más que la alborada!
    ¡O noche que juntaste
    amado con amada,
    amada en el amado transformada!

    6. En mi pecho florido,
    que entero para él sólo se guardaba,
    allí quedó dormido
    y yo le regalaba
    y el ventalle de cedros ayre daba.

    7. El aire del almena,
    cuando yo sus cavellos esparcía,
    con su mano serena
    en mi cuello hería
    y todos mis sentidos suspendía.

    8. Quedéme y olbidéme
    el rostro recliné sobre el amado,
    cessó todo, y dexéme,
    dexando mi cuydado
    entre las açucenas olbidado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: